Centro de Cirugía Bucal y Maxilofaciual

Servicios

Labio y Paladar Leporinos

Dentro del desarrollo embrionario, la formación de la boca y la cara es muy precoz.
Al principio de la cuarta semana de gestación el bebe ya posee lo que se llama boca primitiva (estomodeo) a partir de la cual se formarán las estructuras faciales. El labio leporino se produce en la octava semana.

Varios son los factores que influyen en el desarrollo de esta patología: factores genéticos, factores ambientales y combinados. Al interferir en el periodo gestacional, producen un incorrecto ensamble de los procesos faciales dando lugar a la formación de fisuras que constituirán el labio y el paladar fisurado.

El tratamiento es complejo y necesita para su completa realización de un homogéneo equipo formado por el médico pediatra, servicio de enfermería especializado, odontólogo protesista, cirujano máxilofacial, psicólogo y posteriormente fonoaudiólogo. Es indispensable el completo entendimiento por parte de los padres del tratamiento a efectuar y de los logros a conseguir. Los resultados obtenidos  son satisfactorios tanto estética como funcionalmente. La mutua compenetración de la pareja, el amor, la resignación y la esperanza es imprescindible y únicamente de esa manera se puede llegar a feliz éxito.

Pasos del tratamiento:
-Inmediatamente al nacimiento se confecciona una placa que obtura la fisura del paladar para que el bebe pueda alimentarse normalmente.
-Al tercer mes, cuando el bebe está más maduro, se opera el labio mejorando la estética y la función muscular de la boca.
-Luego, depende el caso, se planea el cierre del paladar